11/2/13

Daryl Hine: "Todos y más están encerrados en mi corazón negro..."




Últimas palabras



I


El teléfono no para de hablarse a sí mismo:
Basura en las calles, una mariposa,
Una balsa de goma abandonada, flotando en el mar,
Y entrada la noche no muy lejos, un conflicto-
Si supieras la mitad de los secretos que puedo decir,
Los accidentes, las amenazas, las promesas,
Todo el anonimato, y las voces
Que, como un endemoniado, tengo:
Una rima difícil, un grito de ayuda,
Una orden para una libra de estofado de carne
Y alguien rogando a alguien que vuelva-
Todos proceden de mi boca negra,
Todos y más están encerrados en mi corazón negro,
Información, largas distancias, números equivocados.





II


El reloj en un principio corría rápido y ahora se detuvo
Eso mantiene toda nuestra vida útil en sus manos.





III


"Dormimos y despertamos observados por máquinas. ¿Son estos
objetos inteligentes simplemente nuestros servidores? ¿Es
el placard nuestro amo, quizás? ¿Seremos cómplices e
iguales algún día?"

                                          Manual de Herramientas y Troqueles
                                                      Recién revisado, 1964





IV


El arma, la pimienta, el gramófono,
La abeja, la salamandra y el cisne-
Para ser explícito, ¿qué tienen en común?

El sacacorchos, el estetoscopio, la lavandería,
El pájaro lira, el pitón y el wombat,
¿Cómo se diferencian de los gatos domésticos?
¿Es una cuestión suya y nuestra o de esto y aquello?

¿Qué reconcilian la radio y la ballena?
¿Él que creó el cordero inventa la rueda?
¿Y qué sabiduría se hace todo el tiempo?
Una catástrofe y una categoría tragará
Sardinas y supermercados enteros.





V


Pero vos o mejor dicho tú, para ser arcaico,
Siempre exigiendo, nunca aburrido pero a veces enfermo,
Maquinaria íntima, mi cuerpo!
Cuya única razón de ser es ser:
Tus placeres y tus dolores son asuntos tuyos;
No me pidas por un sabor o una caricia,
¿Quién, cuando lloro, llora lágrimas de vidrio,
Vueltas y quebradizo. Tus apetitos avergüenzan
Yo. Mío te cansa. Cosa vieja,
La moraleja es que la moraleja es, Sigue adelante,
Y quizás nos volveremos a ver en la resurrección-
La pregunta es, ¿qué me pongo?








-------------------








Last Words

 



I


The telephone keeps talking to itself:  
Garbage in the streets, a butterfly,
A rubber raft abandoned, floating out to sea,  
And late last night nearby, a conflagration—
If you knew half the secrets I can tell,  
The accidents, the threats, the promises,  
All anonymous, and the voices
That, like a demoniac, I have:
An unwilling rhyme, a cry for help,  
An order for a pound of stewing beef
And someone begging someone to come back—
All of these proceed from my black mouth,  
All and more are locked in my black heart,  
Information, long distances, wrong numbers.






II


The clock at first was fast and now has stopped  
That holds all of our lifetimes in its hands.






III


“We sleep and wake watched over by machines. Are these  
intelligent objects our servants merely? Are they
our closet masters, maybe? Will we be accomplices and
equals one day?”


                                                  Tool-and-Die Makers’ Manual
                                                      Newly revised, 1964





IV


The gun, the peppermill, the gramophone,  
The bee, the salamander and the swan—
To be explicit, what have they in common?


The corkscrew, the stethoscope, the laundromat,  
The lyre bird, the python and the wombat,  
How do these differ from the domestic cat?
Is it a question of theirs and ours or this and that?


What reconciles the wireless and the whale?  
Did he who made the lamb invent the wheel?  
And what was wisdom doing all the while?  
A catastrophe and a category will
Swallow sardines and supermarkets whole.






V


But you or rather thou, to be archaic,
Always demanding, never dull but sometimes sick,  
Intimate machinery, my body!
Whose only raison d’etre is to be:
Your pleasures and your pains are your own business;  
Don’t ask me for a taste or a caress,
Who, when I weep, weep tear of glass,
Round and brittle. Your appetites embarrass
Me. Mine tire you. Old Thing,
The moral is, the moral is, Keep going,
And perhaps we shall meet again at the Resurrection—
The wonder is, what then I shall put on?







(versiones en castellano de Hugo Zonáglez)




-------------------


Daryl Hine (1936-2012)
Burnaby, British Columbia, Canada

Wooden Horses, 1965
Atheneum Publishers, New York

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hable o calle para siempre