27/8/13

David Ignatow: "cuando la muerte es mejor..."


1

El mundo es tan complicado para renunciar
atado a él por cosas pequeñas,
mis ojos observando el movimiento,
color y forma. Estoy viendo,
sin poder abandonar, porque algo
está pasando, y por eso resisto
en un aguacero fuerte
o bajo un sol abrasador, agotado
de aspecto.







------------







2

Ahora que él está envejeciendo
no hay nada excepto envejecimiento.
Ahora que lo percibe,
no nada excepto percepción;
y ahora que puede hablarlo,
consciente de que ha hablado,
no hay nada excepto conciencia,
él sigue con pensamientos,
la conciencia, y el habla y ve
que esta vivo.








------------








3

Más y más estás envejeciendo.
¿Qué tenés que decirte a vos mismo?
Pido disculpas a mis amigos
por esta auto-traición.








------------








4

La luz del sol, traspasando la penumbra de esta casa,
me traspasó donde la memoria vive
de una alegría profética cuando era joven,
ahora quieta, casi olvidada
debajo de la superficie de mi envejecimiento
pero por la entrada repentina
de la luz del sol en esta casa.








------------








5

A veces pienso que viví demasiado,
repitiendo errores y placeres.
¿Qué son los árboles, el pasto y el cielo para mí
sino emblemas de la vida que se me escapan?
En mi búsqueda de religión
Encontré la ciencia;
en mi búsqueda de la causa final
estoy comprendido en su estudio.








------------








6

Quiero un poema que cuente por si mismo
qué hacer: andá y conocé gente,
convencelos de que deseás su amistad
juntos en una casa. Poema,
se su soporte paciente
cuando matan o persiguen a ellos mismos.








------------








7

Esta es la solución: ser feliz con la masacre;
tener confianza en la enajenación; ser cálido y amoroso
en la decepción; estar estéticamente complacido
con la infelicidad y, cómodo,
yacer en la sangre de nuestra inocencia.








------------








8

El otro mundo es del espíritu
que traemos a éste
para vivirlo a través de una sustancia
por el espíritu que habita
con asombro en el mundo
en el que como
y yazgo para morir.

El espíritu es gentil
con ese mundo del que se eleva
y prueba, buscando su naturaleza
y escapa para vivir su propia vida
aparte pero resucitado de la muerte
como de la vida cuando la vida es buena
y cuando la muerte es mejor.








------------








9

Los viejos pasan sus días pedorreándose
en privado para entretenerse
en ausencia de amigos
desaparecidos desde hace tiempo.

Los viejos toman largos paseos por sí mismos
a un paso lento, al ritmo de sus corazones,
viéndose a sí mismos, la muerte
en sus pasos temblorosos,
en meditación con sus vidas.








------------








10

Cuando era una criatura pequeña como ratón, me asusté de mí mismo,
muchos otros eran el doble de mi tamaño, una pezuña me cubría por completo
y después, ya que morí, dejando mis huesos sobre el suelo del bosque, estaba
aliviado de mí mismo, hasta que descubrí que me había convertido en un mono. Nunca
dejaría de convertirme y me permitirían descansar?

Por supuesto, morí como un mono en la boca de un tigre y eso,
Pensé, o esperaba, sería el fin, asesinado, la cosa de la vida misma,
pero no, me desperté siendo un chimpancé, una especie cada vez más grande,
me lamentaba desde el principio, sabiendo que estaba condenado
a convertirme y convertirme.

Bueno, acá estoy, entre ustedes, hombres y mujeres, que se parecen entre sí,
¿No es cierto?, y todos tenemos esa sensación de disolución por dentro, si
puedo hablar en nombre de todos nosotros. ¿Tengo un ser que pueda contar, si sólo
escapo separándome, incluso mientras me felicito a mí mismo,
mi medio cambia conmigo. ¿Entonces el mundo y yo somos uno
y lo mismo? ¡Qué idea tan encantadora para hacer lo que deseo!








------------








33

Con canas, entro en mis padres
y ellos, en sus veinte años, con pelo oscuro
y tez renovada, están sorprendidos.
He salido de mi cuna
en el cuarto apartado de ellos
para mostrarme a mí mismo un viejo
en su juventud.








------------








47

Estamos acá para hacer que el otro muera
con perfecta voluntad,
como flagelantes
cuando lo hacen
acostándose en la sangre sobre el suelo
han alcanzado el clímax
que estaban buscando:
ser destruidos
y encantados
al mismo tiempo
y desde el mismo origen.








------------








55

Qué solitario es vivir.
¿Qué espero viviendo,
especialmente en la mañana,
cuando me despierta el silencio
de los árboles?

¿Pienso que puedo escribir yo mismo
fuera de esto para formar otro
que me haga compañía?
Ese otro no es otra cosa
sino la idea de morir
para salvarme de la mayor soledad.








------------








59

Sólo sé que estoy creciendo cerca de la muerte,
con nada hecho para rehacer el mundo
en un paraíso. Esta es mi profunda frustración.

Huelo el pasto.








------------








63

Debo entrenarme para no existir más
sino como una piedra levantada y lanzada
a donde quiera que llegue, un lugar nuevo,
un olor nuevo y un sonido nuevo
y la acción que me rodea, todo esto
sin el pensamiento de la pérdida, la desesperación,
o la esperanza, una preparación para la pérdida.
Una vida así sería de dios, si es que
existiera. Pero es la vida que puedo asumir
que es de dios, y que puedo vivirla.








------------








67

Vivo con mis contradicciones
intacto, buscando trascendencia
pero amando lo sencillo. Encojo los hombros
ante ambos y desde atrás
de la pantalla del verano miro
sobre la oscuridad, conociendo
la muerte como una forma
de trascendencia, pero
también lo es la vida.








------------






1

The world is so difficult to give up,
tied to it by small things,
my eyes noting movement,
color and form. I am watching,
unable to leave, for something
is happening, and so I stand
in a shower of rain
or under a hot sun, wornout
with looking.








------------








2

Now that he is aging
there is nothing but aging.
Now that he perceives it, 
there is nothing but perception;
and now that he can speak it, 
aware that he has spoken, 
there is nothing but awareness, 
he goes about with thoughts, 
awareness, and speech and is seen
to be alive.








------------







3

More and more you are growing old.
What have you to say for yourself?
I offer my apologies to my friends
for this self-betrayal.








------------








4

The sunlight, piercing the gloom of this house, 
has pierced me to where memory lives
of a prophetic joy when I was young, 
now quiescent, nearly forgotten
beneath the surface of my aging
but for the sudden entrance
of sunlight into this house.








------------







5

Sometimes I think I've lived too long, 
repeating mistakes and pleasures.
What are trees, grass, and sky to me
but emblems of the life that escapes me?
In my search for religion
I have found science;
in my search for final cause
I'm contained in its study.








------------








6

I want a poem that tells itself
what to do: go and meet people, 
convince them you desire their friendship
in a house together. Poem, 
be their patient stand-in
when they kill or course themselves.








------------








7

This is the solution: to be happy with slaughter;
to be confident in theft; to be warm and loving
in deception; to be aesthetically pleased
with unhappiness and, in agreement, 
to lie down in the blood of our innocence.








------------








8

The other world is of the spirit
that we bring to this one
to live it through as a substance
for the spirit to dwell on
in wonder at the world
in which I take food
and lie down to die.

The spirit is gentle
with that world it rises from
and probes, seeking for its nature
and escape to live its own life
apart but is brought back by death
as by life when life is good
and when death is better.








------------








9

Old men spend their days farting
in private to entertain themselves
in the absence of friends
long since gone.

Old men take long walks by themselves
at a slow pace, in rhythm with their hearts,
watching themselves, death
in their trembling steps,
in meditation with their lives.








------------








10

When I was a tiny mouselike creature, I was frightened of myself, 
so many others were twice my size, a hoof covering me entirely
and then, as I died, leaving my bones upon the forest floor, I was
relieved of myself, until I discovered I had become a monkey. Would
I never stop becoming and be allowed to rest?

Of course, I died as a monkey in the mouth of a tiger and that, 
I thought, or hoped, would be the end, killed, the life thing itself, 
but no, I awoke to being a chimpanzee, an ever larger species, 
which I lamented right from the start, knowing I was doomed 
to become to become.

Well, here I am, among you men and women, and we resemble one another, 
don't we, and we all have that sense of dissolution in us, if I
may speak for all of us. Do I have a self I can count on, if only
to escape coming apart, even as I congratulate myself, 
the medium of my change with me. Then the world and I are one
and the same? What a delightful idea, to do with as I wish.








------------







33

White-haired, I walk in on my parents
and they, in their twenties, dark-haired
and with fresh complexions, are stunned.
I have stepped out of my crib
in the room set apart from theirs
to show myself an old man
in their youth.








------------








47

We are here to make each other die
with perfect willingness,
like flagellants who
when they are done
lying in blood upon the floor
have reached the climax
they were seeking:
to be destroyed
and delighted
at the same time
and from the same source.








------------








55

How lonely it is to live.
What am I waiting for by living,
in the morning especially,
as I awaken to the silence
of the trees?

Do I think I can write myself 
out of this to form an other
who will keep me company?
That other is nothing else
but the thought of dying
to save myself from further loneliness.








------------








59

I just know I am growing near to death,
with nothing done to remake the world
a paradise. This is my deep frustration.

Smell the grass.








------------








63

I must train myself to no longer exist
but as a stone lifted and thrown
to wherever I land, a new place,
a new odor to it and new sound
and action surrounding me, all this
without the thought of loss, despair,
or hope, a preparation for loss.
Such a life would be god's, if one
existed. But it is life I can assume
is god's, and I can live it.








------------








67

I live with my contradictions
intact, seeking transcendence
but loving bread. I shrug
at both and from behind
the summer screen I look
out upon the dark, knowing
death as one form
of transcendence, but
so is life. 








(versiones en castellano: Hugo Zonáglez)

------------


David Ignatow (1914-1997)

Brooklyn, Estados Unidos.


Shadowing the Ground (1991)

Editorial: Wesleyan University Press, Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hable o calle para siempre