22/5/15

Wendell Berry: "dentro de los círculos oscuros del retorno..."


La rueda

                           para Robert Penn Warren


En los primeros trazos de un arco de violín
los bailarines se levantan de sus asientos.
El baile se empieza a dar forma
en la multitud, mientras las parejas se unen,
y las parejas se unen a parejas, sus movimientos
juntos aligeran sus pies.
Se mueven en el antiguo círculo
del baile. El baile y el canto
convocan a cada uno a unirse. Pronto
serán uno - extasiados en un simple
éxtasis, así que incluso la noche
tiene su claridad, y el tiempo
es la rueda que lo lleva.

En este éxtasis los muertos regresan.
El dolor se fue de ellos.
Son ligeros. Sus pasos
en los pasos de los vivos
y giran con ellos en el baile
en el recinto dulce
de la canción, y lo eterno
es la rueda que lo lleva.








------









El baile


Haría que cada pareja gire,
una y desuna, se perdiera
en el gran giro
de otras parejas, tejidas
en el círculo de un baile,
la canción de un largo tiempo fluye

sobre ellas, para que puedan volver,
girar otra vez en sí mismas
por el deseo mayor que el propio,
perteneciendo a todos, a cada uno,
al baile y a la canción
que los mueve a través de la noche.

¿Qué es la fidelidad? ¿En qué
se sostiene? ¿El punto
de partida, la ausencia
y el camino a casa? Lo que somos
y lo que una vez fuimos

están muy distanciados. Para aquellos
que no cambiarán, el tiempo
es la infidelidad. Pero estamos casados
hasta la muerte, y están comprometidos
a cambiar. Por el silencio es así,
Aprendo mi canción. Gano

mis campos soleados con ausencia, una vez
y lo que venga. Y te amo
salís de la multitud
en el que venís y vas.
El amor cambia, y en el cambio está lo verdadero.








------








Regresando


Estaba caminando en un valle oscuro
y encima de mí las cimas de las colinas
habían atrapado la luz de la mañana.
Oí la luz cantando mientras se iba
entre los pastos y las hojas.
Me estiré a través de la sombra
hasta que mi cabeza emergió,
mis hombros estaban cubiertos de luz,
y todo mi cuerpo salió de la oscuridad, y puesto
en la nueva orilla del día.
donde había llegado era a casa,
porque mi propia casa se puso blanca
donde el río oscuro llevaba la tierra.
El brillo de la generosidad estaba en el pasto,
y la primavera del año había llegado.








------








Canción (1)


El desconocimiento de la fuente, afirma
nuestra abundancia en estos días.
La verdad nos guarda aunque no lo sepamos.
Oh espíritu, nuestra desolación es tu alabanza.








------








Desolación


Un Espíritu gentil canta mientras viene
y va. Se mueve siempre
entre las cosas. Tierra y carne, pasando
de una a la otra, cantan juntos.

Convertidos en contra de esa canción, vamos
donde no hay canto o luz
o necesidad acopladas con sus sí,
excepto rencor, desesperación, miedo y soledad.

A menos que el solitario se abstenga,
el tiempo entra en la carne para cortar
la pasión de todo cuidado,
anular el linaje de la consecuencia.

A menos que el solitario se abstenga,
la hoja entra al suelo
para desgarrar la comodidad del mundo
por la raíz y la corona.








------








Bajo la lluvia


1

Voy bajo el follaje
de la luz con una llovizna
en la hendidura de la colina,
y subo, mis pasos
silenciosos mientras vuelan
sobre las hojas mojadas.
A dónde voy, las piedras
se desgastan
bajo un flujo del cielo.




2

El camino que sigo
apenas puedo verlo
el suelo está tan inestable
y crecido.
A veces, mirando,
no logro pisarlo
entre los troncos oscuros, hojas
vivos y muertos. Y después
estoy solo, el bosque
sin forma a mi alrededor.
Aparto mis ojos, mi mirada
en reposo entre las hojas,
y después veo el camino
otra vez, un camino oscuro pasando
a través de la luz.








------








Canción (2)


Mi leve colina, descanso
a tu lado en la oscuridad
en un lugar calentado por mi cuerpo,
donde por ardor, gracia, trabajo
y pérdida, pertenezco.








------








Saliendo dispuesto

                        para Gurney Norman


Incluso el amor debe pasar por la soledad,
el labrador convertirse otra vez
en el Largo Cazador, y salir dispuesto
no a los árboles familiares cerca de casa
sino al bosque de la noche,
el verdadero desierto, donde la renovación
se encuentra, la disposición del suelo
una premonición de lo desconocido.
El vuelo de la hoja y el reyezuelo
lo llevan. Ya no puede estar en casa,
no puede regresar, a menos que comience
el círculo que primero lo llevará lejos.








------








A distancia


1

Somos los demás y la tierra,
los vivos de los muertos.
Recordando lo que somos,
vivimos en la eternidad;
cualquier acto solitario
es trabajo de la comunidad.




2

Todos los momentos son uno
si el corazón se deleita
con el trabajo, si las manos
se unen al derecho mundial.




3

La rueda de eternidad da vuelta
a tiempo, sus rimas, austeras,
en intervalos largos, volviendo,
cantan en la mente, no en el oído.




4

Un hombre de pensamiento fiel puede sentir
la luz, entre la bestia y los campos,
el giro de la rueda.




5

Otoño del año:
en la tarde una niebla frágil
se elevó, brillando en la lluvia.
Los muertos y los no nacidos se acerca ron
al fuego. Una canción, no mía,
cerrada en la llama.








------








Canción (4)
   
                   para Guy Davenport


Dentro de los círculos de nuestras vidas
bailamos los círculos de los años,
los círculos de las estaciones
dentro de los círculos de los años,
los ciclos de la luna
dentro de los círculos de las estaciones,
los círculos de nuestras razones
dentro de los ciclos de la luna.

otra vez, otra vez vamos y venimos,
cambiados, cambiando. Manos
unidas, desunidas en el amor y el miedo,
el dolor y la alegría. Los círculos se convierten,
cada uno dando a cada uno, en absoluto.

Sólo la música nos mantiene acá,
cada uno por todos los otros sujetados.
En la sujeción de las manos y los ojos
nos convertimos en parejas, que se unen
uniéndonos a cada uno a todos otra vez.

Y después nos desviamos, en soledad,
fuera de la luz solar

dentro de los círculos oscuros del retorno.








------








La ley que se casa con todas las cosas



1

La nube sólo es libre
cuando va con el viento.

La lluvia sólo es libre
cuando cae.

El agua sólo es libre
cuando se junta,

en sus cursos en bajada,
en su creciente al aire.




2

La ley es el resto
si amás la ley,
si entrás, cantando, en ella
como el agua en su descenso.




3

O la canción es la ley más verdadera,
y vos debés entrar cantando;
no tiene otra entrada.

Es el gran coro
de partes. La única ilegalidad
está en división.




4

Lo que está cantando
se encuentra, esperando el regreso
de lo que está perdido.




5

Nos encontramos en el aire
sobre el agua,
cantan las golondrinas

Encontrame, encontrame,
el cardenal canta,
acá acá acá acá.







(versiones en castellano: Hugo Zonáglez)



------










The Wheel

                   for Robert Penn Warren


At the first strokes of the fiddle bow
the dancers rise from their seats.
The dance begins to shape itself
in the crowd, as couples join,
and couples join couples, their movement
together lightening their feet.
They move in the ancient circle
of the dance. The dance and the song
call each other into being. Soon
they are one – rapt in a single
rapture, so that even the night
has its clarity, and time
is the wheel that brings it round.

In this rapture the dead return.
Sorrow is gone from them.
They are light. They step
into the steps of the living
and turn with them in the dance
in the sweet enclosure
of the song, and timeless
is the wheel that brings it round.








------








The Dance


I would have each couple turn,
join and unjoin, be lost
in the greater turning
of other couples, woven
in the circle of a dance,
the song of long time flowing

over them, so they may return,
turn again in to themselves
out of desire greater than their own,
belonging to all, to each,
to the dance, and to the song
that moves them through the night.

What is fidelity? To what
does it hold? The point
of departure and absence
and the way home? What we are








------








Returning


I was walking in a dark valley
and above me the tops of the hills
had caught the morning light.
I heard the light singing as it went
among the grass blades and the leaves.
I waded upward through the shadow
until my head emerged,
my shoulders were mantled with the light,
and my whole body came up out of the darkness, and stood
on the new shore of the day.
Where I had come was home,
for my own house stood white
where the dark river wore the earth.
The sheen of bounty was on the grass,
and the spring of the year had come.
and what we were once

are far estranged. For those
who would not change, time
is infidelity. But we are married
until death, and are betrothed
to change. By silence so,
I learn my song. I earn

my sunny fields by absence, once
and to come. And I love you
out of the multitude
in which you come and go.
Love changes, and in change is true.








------








Song (1)


In ignorance of the source, our want 
affirms abundance in these days.
Truth keeps us though we do not know it.
O spirit, our desolation is your praise.








------








Desolation


A gracious Spirit sings as it comes
and goes. It moves forever
among things. Earth and flesh, passing
into each other, sing together.

Turned against that song, we go
where no singing is or light
or need coupled with its yes,
but spite, despair, fear, and loneliness.

Unless the solitary will forbear,
time enters the flesh to sever
passion from all care,
annul the lineage of consequence.

Unless the solitary will forbear,
the blade enters the ground
to tear the world's comfort
out, by root and crown.








------








In Rain


1

I go in under foliage
light with rain-light
in the hill's cleft, 
and climb, my steps 
silent as flight 
on the wet leaves. 
Where I go, stones 
are wearing away 
under the sky's flow. 




2

The path I follow
I can hardly see
it is so faintly trod
and over grown.
At times, looking,
I fail to find it
among dark trunks, leaves
living and dead. And then
I am alone, the woods
shapeless around me.
I look away, my gaze
at rest among leaves,
and then I see the path
again, a dark way going on
through the light.








------








Song (2)


My gentle hill, I rest
beside you in the dark
in a place warmed by my body, 
where by ardor, grace, work, 
and loss, I belong.








------








Setting Out

             for Gurney Norman


Even love must pass through loneliness,
the husbandman become again
the Long Hunter, and set out
not to the familiar woods of home
but to the forest of the night,
the true wilderness, where renewal
is found, the lay of the ground
a premonition of the unknown.
Blowing leaf and flying wren
lead him on. He can no longer be at home,
he cannot return, unless he begin
the circle that first will carry him away.








------








From the Distance


1

We are others and the earth, 
the living of the dead.
Remembering who we are, 
we live in eternity;
any solitary act
is work of community.




2

All times are one
if heart delight
in work, if hands
join the world right.




3

The wheel of eternity is turning
in time, its rhymes, austere, 
at long intervals, returning, 
sing in the mind, not in the ear.


4

A man of faithful thought may feel
in light, among the beast and fields, 
the turning of the wheel.




5

Fall of the year:
at evening a frail mist
rose, glowing in the rain. 
The dead and unborn drew near
the fire. A song, not mine, 
shuttered in the flame.








------








Song (4)

              for Guy Davenport


Within the circles of our lives
we dance the circles of the years, 
the circles of the seasons
within the circles of the years,
the cycles of the moon
within the circles of the seasons,
the circles of our reasons 
within the cycles of the moon.

Again, again we come and go,
changed, changing. Hands
join, unjoin in love and fear,
grief and joy. The circles turn,
each giving into each, into all.

Only music keeps us here,
each by all the others held.
In the hold of hands and eyes
we turn in pairs, that joining
joining each to all again.

And then we turn aside, alone,
out of the sunlight gone

into the darker circles of return.








------








The Law that Marries All Things


1

The cloud is free only
to go with the wind.

The rain is free only
in falling.

The water is free only
in its gathering together,

in its downward courses,
in its rising into air.




2

In law is rest
if you love the law,
if you enter, singing, into it
as water in its descent.




3

Or song is trust law,
and you must enter singing;
it has no other entrance.

It is the great chorus
of parts. The only outlawry
is in division.




4

Whatever is singing
is found, awaiting the return
of whatever is lost.




5

Meet us in the air
over the water, 
sing the swallows

Meet me, meet me,
the redbird sings,
here here here here.








------




Wendell Berry (1934)
Henry County, Kentucky, Estados Unidos


The Wheel - 1982
Editorial: North Point, San Francisco, Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hable o calle para siempre